domingo, 3 de septiembre de 2017

CARTEL DE CAMIONES




A LA ENTIDAD  -VRT-  S.A.

-I-
La presente viene derivada por la Decisión de la Comisión, de 19 de julio de 2016, relativa a un procedimiento en virtud del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y del artículo 33 del Acuerdo EEE (Asunto AT.39824 – Camiones); dicha Decisión se refiere a una infracción única y continuada de los preceptos mencionados entre cuyos destinatarios/infractores se encuentra la entidad denominada conjuntamente << VRT-  S.A.>> aquí en calidad de reclamada.
I.- 1º) La infracción referida se basa en una actuación coordinada de las entidades sancionadas, al momento de establecer los precios de los vehículos industriales medios –entre 6 tn. y 16 tn.- y pesados –superiores a 16 tn.- entre los años 1997 y 2011 pactando las entidades infractoras el momento de introducir en el mercado nuevas tecnologías para implantar los sistemas de retención de gases retrasando así la mejora de las tecnologías para reducir emisiones contaminantes.
I.- 2º) Resta explicar que la competitividad del transporte por carretera en Europa depende fundamentalmente de los precios de los vehículos utilizados por los transportistas vulnerando dicha competencia la fijación de un “baremo de precios en bruto” para los vehículos con el peso referido en el anterior apartado.
I.- 3º)  Esta práctica ha dado lugar a un fenómeno denominado popularmente como “cartel (cártel) de camiones” cuya prueba de su existencia es el reconocimiento formal por todos los fabricantes sancionados incluyendo la reclamada, lo que derivó en el hecho que la Comisión haya impuesto las respectivas multas a las entidades. Sin embargo ello no les exime de afrontar la responsabilidad y las indemnizaciones por daños y perjuicios que les reclamen los particulares afectados ni el importe de dichas multas podrá deducirse de las indemnizaciones que los particulares reclamen.
I.- 4º) Lo contenido en el apartado anterior es una cuestión fundamental en esta reclamación previa vía judicial ya que, según reiterada jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) “Todos los afectados podrán reclamar ante los tribunales nacionales los daños y perjuicios derivados del incremento sufrido en la compra de sus vehículos…”

-II-
II.- 1º) El reclamante mediante este escrito, frente a la entidad reclamada VRT-  S.A.solicita formalmente a la entidad reclamada, mediante esta vía prejudicial (arbitraje y/o mediación), la indemnización por el sobre coste del precio que se abonó en la compra del camión con número de serie y bastidor VF68888811GTWWA0001161655333330158444.
II.-2º)  Respecto al importe de la cantidad reclamada y, sobre la base la no transposición a nuestro derecho interno de la Directiva 2014/104/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de noviembre de 2014, establece determinadas normas para facilitar la constitución de la prueba en las reclamaciones de daños resultantes de infracciones del derecho a la competencia; siendo este el asunto de fondo que se trata.
De todos modos la indemnización peticionada consistirá en ese sobreprecio pagado como consecuencia del acuerdo ilícito sancionado por la Comisión que suele estimarse en la práctica en un porcentaje que oscila entre el 10 y el 15 % del valor total del vehículo.
III.-3º) El reclamante, debido al alto coste que ello supone y la difícil situación económica actual, pospone para prueba en un eventual procedimiento judicial, un exhaustivo informe pericial que acredite de modo preciso los sobrecostes derivados de la fijación de precios en fábrica.

-III-
III.- 1º) En el caso de no llegar a un acuerdo satisfactorio, a través de la medición y/o el arbitraje propuesto, esta parte se reserva el derecho de iniciar las acciones civiles con la petición de los correspondientes daños y perjuicios causados (art. 1.101 Cc.).
III.-2º) Asimismo sirva la presente para interrumpir el plazo de prescripción de las futuras acciones judiciales y/o administrativas que pudieran emprenderse contra la citada entidad.

-IV-
Documentos adjuntos:
-       Hoja y 2 copias de reclamaciones (arbitraje y mediación);
-       Contrato de arrendamiento financiero de bienes muebles;
-       Permiso de circulación y ficha técnica del vehículo.
En  Jerez de la Frontera a 3 de septiembre del año 2017.

Barreiros Saeta

Cosas que pasan...

miércoles, 9 de agosto de 2017

10 de agosto, San Lorenzo



La sala de espera del Juzgado, situado en el Sur de la ciudad, es un rectángulo casi perfecto; los abogados vuelan con sus negras togas de un lado a otro; al fondo suenan voces con acento argentino y contrasta la imagen de un chico con la camiseta roja y azul del equipo de fútbol C.A. San Lorenzo de Almagro.
Por la descolorida ventana penetra un calor sofocante; en ella se reflejan rostros de viejos desarrapados, solitarios, mugrientos, empequeñecidos por el tiempo, esperan ser llamados a Sala para testificar.
Un niño llora acurrucado en los brazos de su madre mientras ella rebusca en su neceser un sucio chupete para consolarlo.
Cuando llegas aquí pareces que has llegado al fin del mundo y que, por fin todo ha terminado.
El encausado está dentro, delante del Tribunal se siente rodeado por un halo, un vaho endemoniado, envuelto entre Fiscales y Magistrados; deseando sólo que ese preciso instante sea sólo temporal, efímero, liviano y salir pronto libre de todo pecado.
Lo que desconoce, traicionado por la confianza –hasta el propio Sumo Pontífice lo apoya- es que más pronto que tarde será condenado al martirio y arderá como una simple hoja de papel sobre una parrilla de hierro.

Cosas  que pasan...




lunes, 10 de julio de 2017

EL BOSQUE DE LOS VIOLINES


El joven abogado veneciano Antonio Vivaldi se desvió por un camino paralelo a la carretera con incumplimiento flagrante de lo ordenado por la voz suave salida de su GPS.
De repente, un presunto maleante borracho de ira, se abalanzó sobre el parabrisas de su nuevo todoterreno lanzándole el taburete en el que estaba sentado al lado de un árbol. 
Durante toda su vida había tenido obsesión por la seguridad y aquélla calurosa noche rompió con todo lo establecido, impulsado por un deseo irrefrenable de aventuras; de romper por fin con lo establecido.
Ante aquél cruel panorama, absurdo y a la vez real, pensó que era lo único verdadero que había observado en su acomodada vida.
En la oscuridad iban apareciendo, entre cristales rotos, hombres descalzos; muertos de hambre. Desde aquél momento comprendió que, la atroz injusticia no tenía solución, que su mundo, a partir de entonces, nunca sería el mismo.

A la mañana siguiente vendió todas su pertenencias; se compró el mejor Stradivarius y decidió dedicarse a la música, su verdadera pasión, convirtiéndose en el príncipe de los violinistas recorriendo el mundo junto a su compañero de viaje Yehudi Menuhin.
Cosas que pasan...

martes, 9 de mayo de 2017

UNA MAÑANA DE PRIMAVERA




El abogado por fin se atrevió a salir de su despacho
situado en el sótano de la vivienda convertido en una 
especie de burbuja-búnker; llevaba allí seis meses 
aislado día y noche estudiando complejísimas fórmulas 
      albergadas en el ácido desoxirribonucleico (ADN).



En esta mañana extrañamente luminosa, subió a la 
última planta con el fin de orientar su antena 
parabólica y dirigirla hacia el satélite Yasthar1A 

para mantenerse comunicado con el mundo exterior 
donde  reina una pandemia de peste bovina que asola la 
        inhóspita región.



Encaramado en su tejado, observa la verde pradera 
irlandesa donde las gordas y brillantes vacas pastan a su 
antojo. Desde su atalaya divisa un horizonte poblado de 
tumbas coronadas con cruces; un cementerio católico 
que le recuerda las familias que acudían a él para 
solventar problemas hereditarios. 



Hoy, sólo los negros 
pájaros revolotean sobre ellas avisando cuán breve es la 
vida y el futuro incierto que nos cobija.


Cosas que pasan...

miércoles, 19 de abril de 2017

A VISTA DE PÁJARO


En esta ciudad volcánica, los campesinos con manos negras y rotas, rasgadas por el trabajo duro del campo, se levantan muy temprano para formar larguísimas colas y ser atendidos por el interventor de la entidad financiera donde tienen depositados todos los ahorros nacidos del sudor, la fatiga y a veces hasta la sangre derramada.
Los portales de esta blanca ciudad están repletos de tornillos que sujetan doradas placas anunciando despachos de abogados ávidos de litigar contra cualquier compañía relacionada con el sistema bancario.

En esta soleada mañana de primavera, un viejo abogado viaja en avión, acomodado en clase business; abre su flamante maletín de cuero napa y, acompañado de su joven pasante, se dispone a revisar los aburridos argumentos sobre la  enésima demanda colectiva que interpondrá contra el Banco Alegan, S.A. basada en la falta de transparencia de la cláusula quinta bis inserta en un préstamo hipotecario y que, a todas luces, deberá ser considerada abusiva.
Cosas que pasan...